Translate

martes, 9 de julio de 2013

Gran Galayo - Gran Diedro IV+ 100 m


Hola a todos! Este fin de semana, en plena ola de calor,  decidimos ir a uno de los sitios más bonitos del Sistema Central: los Galayos. Los Galayos es una de las escuelas de escalada clásica más importantes de la zona centro. Nosotros decidimos subir a la cumbre más alta del Galayar (el Gran Galayo) por una de las clásicas: el Gran Diedro (100 m, IV +).


La aproximación normal a los Galayos se hace desde el pueblo de Guisando. Una vez llegamos a allí, en la primera curva dentro del pueblo, hay una pequeña plaza de donde sale una carretera en dirección al parking de Nogal del Barranco, donde dejaremos el coche. Éste tiene una capacidad de unos 30 coches, así que si vais en fin de semana ¡madrugad! Allí también encontraréis un bar y un refugio.

Camino de subida
Desde el parkin sale un camino, muy evidente y bien marcado, en dirección al refugio Victory.  El camino transcurre paralelo al río, a lo largo de toda la garganta. Tardaremos unas 2 horas y media o tres en llegar al refugio. Es un camino fácil, pero con un fuerte desnivel: 900 m hasta el refugio y 1000 hasta la base del Gran Galyo. En el camino hay dos fuentes, pero pueden secarse a lo largo del verano. Este finde (principios de Julio) sólo tenía agua (y muy poco) una de ellas. En la primera parte dejamos el río a nuestra izquierda. Una vez alcanzamos "las zetas" cruzamos el río y empezamos la parte más fuerte de la subida, hasta alcanzar el Refugio Víctory (1990 m).

Los Galayos





Refugio Victory



Una vez llegamos al refugio es aconsejable hacer una parada para descansar y disfrutar del ambiente de escalada y las impresionantes vistas del Galayar. En el refugio hay una fuente que suele tener agua todo el año. De todos modos, el refugio tiene servicio de Bar. Para ir al Gran Galayo, desde el refugio, cogeremos la canal del Gran Galayo, indicada con una línea roja en la siguiente foto. En la canal deberemos seguir los hitos que van por la parte izquierda. ¡Nunca ir hacia las canales que salen a la derecha!




Tras 20 minutos de trepada llegamos a un collado; giraremos hacia el oeste, y a unos 20 m encontramos la base del Gran Galayo. Tenemos que decir que, justo antes de alcanzar la base, es necesario pasar un resalte rocoso de grado II - III un poco aéreo. Si no lo veis claro, podéis sacar la cuerda y hacer un aseguramiento rápido.


La vía es muy evidente. El primer largo transcurre por un diedro de unos 55 m. Los primeros metros son muy fáciles (IV); a medida que avanzamos la vía se complica algo. El primer largo se protege perfectamente, con buenos emplazamientos.

Primer Largo (IV)

LLegando a la R1
El diedro puede hacerse de una tirada si se llevan cuerdas de 60 m (eso dicen las referencias). Nosotros llevábamos cuerdas de 50 m, así que hicimos la primera reunión en el diedro. Cuando llevas recorrido unos 40 m encuentras una pequeña e incómoda repisa, donde hay tres clavos. Ahí podemos montar la R1. Se pude reforzar fácilmente con un Camalot Rojo y un fisurero pequeño.

Asegurando en la primera reunión.

Ana en el primer largo.
Impresionantes vistas del Torreón desde la R1

El segundo largo (20 m) es la parte "menos fácil" (IV+) de la vía. Unos metros después de la R1, el diedro se separa de la pared y forma una ancha fisura que te obliga a alejarte y hacer unos pasos  de placa, donde encontraremos unas pequeñas regletas. No son pasos complicados, pero tendremos que pegar la cadera a la pared y asegurar muy bien los pies para no se nos vayan. Este tramo no tiene más posibilidades de asegurar que un clavo oxidado (que, por cierto, se puede sacar con la mano). Por eso puede ser conveniente colocar un Camalot del Nº3 (el azul) unos metros más abajo, donde se empieza abrir el diedro.


Al finalizar el diedro la vía hace un giro de 90º a la derecha. 10 metros después llegamos a una gran repisa donde podemos montar la R2 en unos cuernos de roca.

En la segunda reunión

Ana llegando a la reunión.
El último largo lo admite diferentes variantes, en función de cuánto queramos complicarnos. Si vamos por la izquerda podemos alcanzar la cima por otro diedro, más complicado que el anterior (IV+/V). Alternativamente podemos ir por la cueva y, a la salida, elegir entre  una placa, llena de garbanzos, regletas y una fisusura donde podemos asegurar con empotradores y friends pequeños, o bordear por la derecha.

Alternativas para el último largo.
La última reunión la podemos montar sobre algún bloque o alguna de las anchas fisuras de la repisa cercana a la cima. 

Arriba las vistas son impresionantes: veremos la Mira, toda la cresta de los Galayos, el Torreón, el refugio Victory a lo lejos ... sencillamente precioso! 


El descenso se hace destrepando unos 100 m por la cara este, por una canal que nos deja en el collado anterior. Os advertimos que desde la cima del Gran Galyo salen dos canales muy evidentes. La más fácil es la de la derecha, aunque inicialmente los hitos vayan por la izquierda.

Para terminar la jornada, nosotros cogimos los macutos, y nos subimos hasta la Mira (por una pedrera infernal), para acampar y pasar allí la noche. En la zona del refugio hay un montón de sitios para dormir pero, si os gusta la montaña, os recomendamos que subáis hasta la Mira. Las vistas desde allí son magníficas, y los amaneceres ... sólo tenéis que ver la foto ..

Amanecer desde el refugio de Los Pelaos (la Mira)
Como siempre muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!

1 comentario:

  1. Quiero muchos findes más como este!De acuerdo en que la pedrera de subida a la Mira es infernal (sobre todo cuando llevas sudando todo el día por culpa del solete...)pero como decías,realmente merece la pena pasar la noche allí si te gusta la montaña.
    El Gran diedro: chulo, fácil y con buenas vistas y ambiente, vamos, que es una vía perfecta para iniciarse y cogerle el gusto a la escalada clásica!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...