Translate

viernes, 11 de octubre de 2013

Arneses: el anillo ventral

Fuente: Petzl
Hola a todos! Estos días, hablando sobre los arneses, nos surgieron una serie de dudas sobre el anillo ventral: ¿Cuál es el mejor material? ¿Cuánto debe resistir? ¿Un anillo ventral ó dos? ¿existe algún estandard europeo? En el mercado podemos encontrar multitud de arneses, cada uno de ellos pensados para las distintas modalidades de escalada: deportiva, clásica, artificial, big wal... Por lo tanto cabe pensar que los fabricantes adapten los anillos ventrales a cada una de estas modalidades.


La principal función del anillo ventral es la de unir el escalador a los sistemas de seguridad, como mosquetones, cabos de anclaje, cestas... Lo normal es que los arneses sólo tengan un anillo ventral, así que nuestra pregunta es: ¿son suficientemente seguros?

Norma Europea y norma UIAA

Dibujo esquemático de la
norma IUAA 105
Respecto de la resistencia del anillo ventral, tanto el standard IUAA (norma IUAA 105) como la normativa europea (EN 12277 TYPE C) presentan las mismas exigencias: "Todos los anillos del arnés que estén destinados al aseguramiento ó rapel deben resistir, al menos, una carga de 15 KN (10KN en las versiones para cuerpos pequeños)". Una vez conocida la norma que hay que cumplir, se genera la siguiente pregunta ¿es suficiente la resistencia propuesta para una futura caida en la actividad que estamos realizando?

Resistencias y Cargas a las que se le somete. 

La carga a la que esté sometido el anillo ventral dependerá de la maniobra que estemos haciendo. Para hacernos una idea, damos algunas cifras típicas:
  • Aseguramiento a un primero de cordada: de 2 KN hasta 10 - 12 KN.
  • Ascenso por cuerda fija: 1-2 KN.
  • Rapel: de 1.5 KN a 3 KN.
  • Probar un seguro en escalada artificial 1-2 KN.
  • Autoasegurarse a una reunión y quedarse colgado: 1 KN.
  • Caída sobre un sistema de autoaseguramiento, escalando en solitario: 2-5 KN.
  • Caída sobre un sistema autobloqueante (tipo machard, ropeman, jumar): 
  • Sufrir una caída de factor 2 sobre un cabo de anclaje: 10 - 16 KN, según el material (Nylon -o Dyneema).
Si el arnés tiene homologacion CE y IUAA, entonces, al menos, tendrá una resistencia de, al menos, 15 KN. Teniendo además en cuenta que 12 KN son "el límite humano", en principio cabe pensar que los anillos ventrales están sobredimensionados. Ahora bien, el margen de seguridad no es tan grande. Por eso, algunos fabricantes como Wild Country fabrican arneses con anillos realmente sólidos, con resistencias de hasta 25 KN.

Tamaño, sí importa.

La tendencia actual, en la escalada deportiva, es la de construir arneses minimalistas, que permitan libertad de movimientos y ligereza. Para ello, muchos fabricantes han optado por fabricar arneses con anillos ventrales de dyneema, muy estrechitos. En principio, si tienen la certificacion EN y/o UIAA, no existe ningún problema. Sin embargo, la lógica nos dice que si los mismos esfuerzos se reparten sobre una superficie menor, el desgaste será mayor. Por eso, nuestra recomendación es que este tipo de arneses se utilicen sólo para escalada deportiva, donde el uso del anillo ventral es más limitado, y sometido a menores cargas. Para otras modalidades de escalada más comprometidas, como la artificial, la clásica o la alpina, donde el anillo ventral es sometido a un uso más intensivo (rápeles, ascenso en cuerda fija, uso de daysis, aseguramiento con posibilidad de caídas de hasta factor 2...), nosotros seguimos prefiriendo anillos más sólidos.

Indicador de desgaste y protección
Modelo Jay, Edelrid

Algunos facbricantes, como Wild Country, fabrican arneses con indicadores de desgaste, tanto en los arcos de encordamiento, como en el anillo ventral. Estos indicadores de desgaste consistenten en una capa externa que, cuando el arnés está desgastado, deja ver una capa interna de color rojo, indicando la necesidad de su retirada.  Otros fabricantes, como Edelrid, incorporan un arco de goma, para reducir la fricción entre los arcos de encordamiento y arneses con refuerzos de goma en arcos de encordamiento. 

Arneses con doble anillo

Modelo Big Gun de Black Diamond, con
doble anillo ventral 
Otras marcas fabrican arneses con dos anillos ventrales (por ejemplo el modelo Big Gun, de Black Diamond o el modelo Waldo de Metolius). Estos arneses suelen estar destinados a la escalada artificial o el big wall, donde los escaladores necesitan anlclar distintos sistemas, como posicionadores, cabos de anclajes, estribos... Además, en esas modalidades, el compromiso suele ser muy elevado, y no está al alcance de la mano poder hacer una retirada rápida por fallo del material. Por esta razón, la redundancia es tan necesaria. El fabricante americano Metolius aconseja usar arneses con doble anillo ventral para vías de varios largos, no sólo por redundancia, sino por repartir los elementos de seguridad (cabos de anclaje, cestas, mosquetones...) entre ambos. Es cierto que tener dos anillos ventrales puede suponer una redundancia al sistema, pero también puede suponer una fuente de despistes graves.

Consejos

Color del anillo ventral


Anillo de color llamativo. Fuente: Petzl
Uno de los consejos que damos a aquellas personas que se inicien en el mundo de la escalada, es que elijan un arnés con un color del anillo ventral distinto del resto del arnés; un color vistoso, a ser posible. Esto reducirá las posibilidades de equivocarnos y anclar cualquier sistema de seguridad a algún punto distinto del anillo ventral.

Retirada del arnés

Como hemos visto los anillos ventrales resisten más carga de la que en principio podrían sufir; sin embargo no mucho más (15 KN frente a 12KN). Obviamente los standares de calidad sólo se exigen los 15 KN a productos nuevos. Pero todos sabemos que con el paso del tiempo y la fatiga todo el material se desgasta, y la resitencia disminuye. Por eso, nuestra recomendación es que si el anillo ventral (y en general el arnés) presenta el más mínimo síntoma de desgaste, o si ha estado en contacto con productos químicos (aceite de motor, líqudos de baterías, ácidos ...) retíralo sin dudarlo. En comparación con la función que hace, el arnés es una de las piezas más baratas del equipo de un escalador. No merece la pena arriesgarse. Todos los accidentes mortales por fallo del arnés se han producido por el uso.

 Redundancia

Mosquetón pasado tanto por el anillo
como por el bucle de encordamiento del cabo de anclaje.
Una buena costumbre es que, cuando aseguremos, rapelemos, etc etc, pasemos los mosquetones no sólo por el anillo ventral, sino por los bucles de encordamiento que tengamos, ya sean de la cuerda o de los cabos de anclaje basados en cordino (tipo placa slyde). Esto no sólo proporcionará redundancia, sino que reducirá el desgaste del anillo ventral. 
Por otra parte, si durante una escalada vemos que el anillo ventral tiene algún tipo de deterioro, debemos reforzarlo como sea: podemos hacer un anillo del mismo tamaño que el ventral cinta plana o cordino. Así, si el anillo ventral falla, tendremos aún alguna posibilidad de salvarnos.

Como siempre, muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Os recomendamos leer este artículo de Asacformación

    http://asacformacion.com/?p=2584

    un saludo a todos
    manerasdeescalar

    ResponderEliminar
  2. Otro artículo muy interesante sobre arneses, en la revista Desnivel.

    http://desnivel.com/material/noticias/arneses-tipos-usos-y-consejos-para-acertar-con-la-compra

    Un saludo a todos!
    manerasdeescalar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...