Translate

miércoles, 29 de enero de 2014

El seguro más alto

Dibujo esquemático
Hola a todos de nuevo! Una de las cosas más bonitas de la escalada, desde nuestro punto de vista, es que nunca dejas de aprender. Es un proceso contínuo, en el que siempre te encuentras con situaciones nuevas.

El último día que estuvimos escalando se nos planteó la siguiente duda: cuando escalas una vía de varios largos ¿puede haber un seguro más alto que la reunión?


¿Qué queremos decir con un seguro más alto que la propia reunión? Fijémonos en la figura anterior. Representa a un primero de cordada asegurando a un segundo desde la reunión. Como podéis ver, el punto más alto del largo no es la reunión desde la que se asegura, sino un seguro intermedio. Es decir, que para llegar a la reunión, los escaladores deberán alcanzar un punto más alto que el de la propia reunión. 
La pregunta es: ¿es esto posible? En vías equipadas no es lo normal, pero en vías de escalada clásica (por ejemplo la tercera reunión de la Sur Directa al Pájaro), en travesías, en crestas y aristas, en terreno virgen, etc ... sí puede darse esta situación. 


Travesía de la Rabadá-Navarro, en el Urriellu
Fuente http://www.forospiedrasobrepiedra.com/
Aunque esta configuración de los seguros debería evitarse, no siempre podremos. Es más, puede ser que un primero de cordada elija esta configuración para dar un paso complejo con la seguridad de la cuerda "por arriba". Por eso es necesario comprender los problemas y peligros que entraña, para estar prevenidos y así minimizar los riesgos para la cordada. 

Haremos dos consideraciones, que luego pueden extrapolarse a otras situaciones más complejas. La primera será aquella situación en la que el seguro más alto es un seguro intermedio del largo y, la segunda, aquella situación en la que el seguro más alto es el que está justo antes de la reunión (el caso más peligroso). 

1. El seguro más alto no es el último seguro

El primer inconveniente que nos encontramos es que, cuando existe un seguro más alto que la reunión, la mayor parte de la carga de una caíada del segundo no recaerá sobre la reunión (el punto más seguro), sino sobre el seguro más alto. Además, a diferencia de una configuración normal, en este caso la carga sobre el seguro más alto será casi el doble de la fuerza generada por la caída (por efecto polea). Por eso si no nos queda más remedio que utilizar esta configuración, debemos pensar bien qué seguro colocamos (mejor no usar fisureros pequeños o microfriends).

Las flechas rojas indican las fuerzas durante una caída

El siguiente aspecto a tener en cuenta es que en el seguro posterior al más alto debe ser multidireccional, puesto que existen dos direcciones diferentes de tiro en caso de caída. Si la caída se produce antes de que el escalador supere el seguro más alto, el seguro sufrirá una fuerza hacia arriba, caso a) de la figura de arriba. Si la caída se produce una vez superado el seguro más alto, el seguro sufrirá un tirón hacia abajo, caso b) de la misma figura. Cuidado con fisureros y friends de vástago rígido. Si el anclaje es un parabolt o un espit, deberíamos chapar una cinta exprés con mosquetones de seguro, puesto que el cambio de dirección de la cuerda podría expulsarla de la chapa.

El último inconveniente de esta configuración es el hecho de que la cuerza hará un zigzag y rozará mucho. Alargad bien los seguros.

2. El seguro más alto no es el último seguro

Esta situación es la más peligrosa, por dos motivos. El primero es, de nuevo, el cambio de dirección de la fuerza. Si el escalador cae antes del seguro más alto, la reunión tendrá que aguantar un tirón hacia arriba. Sin embargo, si cae después del seguro más alto, la dirección del tirón será hacia abajo. Por eso es OBLIGATORIO que la reunión sea SERENE y multidirecccional.

En este sentido, si las reuniones están formadas por seguros fijos (parabolt ó químicos) tendremos bastante seguridad: con colocar un buen triángulo de fuerzas o, mejor, un quad, será suficiente. Comprobad que los triángulos equalizan la reunion en todas las direcciones posibles en las que pueda venir el tirón.

En el caso de las reuniones de escalada clásica, montadas a base de seguros flotantes, la situación es mucho más crítica, puesto que los seguros flotantes NO TIENEN , por lo general, un comportamiento MULTIDIRECCIONAL.  Por eso es necesario montar la reunión a conciencia: debemos montarla para que soporte tanto un tirón hacia arriba como un tirón hacia abajo. Para ello es imprescindible usar un SEGURO EN OPOSICIÓN que bloquee el punto central. El seguro en oposición es un seguro flotante que se coloca en la dirección opuesta al resto, y evitará que un tirón hacia arriba arranque el resto de seguros y provoque un fallo global de la reunión (lo que implicaría la muerte segura de toda la cordada). 

El segundo problema que presenta un último seguro más alto que la propia reunión, es que si el escalador cae una vez superado este último seguro, podría producirse una caída próxima a FACTOR 2!!
Y esto es muy grave por muchos motivos:
  • Una caída de factor 2 puede generar cargas altísimas sobre la reunión, superiores a los 10 KN. Esto pondrá a prueba a todos los componentes de la reunión, y al propio escalador. Es obligatorio que la reunión esté montada a prueba de bombas, y perfectamente equalizada. Quizás sea una buena idea utilizar cordino o cintas de nylon, en lugar de Dyneema, para que absorban parte de la fuerza de choque  y reducir todo lo posible  la carga sobre los seguros.
  • La capacidad de frenado de las cestas en modo autobloqueante está sobre los 500 Kg, por lo que una fuerza tan elevada provocaría que la cesta no frenase automáticamente. Estad muy atentos de no soltar la cuerda pasiva!
  • Las cuerdas dobles no están pensadas para soportar una caída de factor 2 sobre un único cabo. Esto es crítico en una cordada de tres escaladores, en las que los segundos se encordan en un único cabo. Si llegando a la reunión, un segundo cae en factor 2, podría dañarse seriamente la cuerda, incluso partirse. 
Por otro lado, y después de todas las graves consecuencias de la colocación de un seguro por encima de la reunión para la posición de un segundo, podemos deciros que la solución es sencilla. Cuando el escalador de primero esta colocando el último seguro y a continuación decide hacer la reunión por debajo de éste, la solución es que antes de montar la reunión como tal, se chape a la futura reunión y deshaga el camino hasta quitar el anterior seguro, aquel que estaría por encima de la reunión. En caso de caida, el escalador de primero no sentira en ningún caso un factor 2 y le ahorraría al último escalador la situación descrita en este post. 
Muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!

7 comentarios:

  1. Articulazo, si señor. No lo había pensado ya que todavía no me he encontrado con una vía de estas características, pero para cuando me la cruce si tenía alguna duda queda completamente disipada. Gracias.

    Hectorescaleitor

    ResponderEliminar
  2. Justamente hoy me encontré en una situación parecida escalando un espolón. La situación daba para estudio. Por lo menos, a nivel teórico era interesante. Me ha venido muy bien repasar vuestro post. Como siempre, muchas gracias por compartir vuestro conocimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Didaquis!

      Muchas gracias a ti por tu comentario. Nos alegra mucho saber que esto que hacemos pueda servir de ayuda a otras personas.

      Un abrazo!
      Manerasdeescalar

      Eliminar
  3. La verdad que da gusto leeros, imaginando la situación dan ganas de volver a la pared a practicar y mejorar. Hace 25 años que deje la escalada y de todo lo que contais muy poquito se tenía en cuenta. Ahora retomo los entrenos con ilusion y seguridad. Enorawena por vuestra dedicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio.

      En primer lugar, gracias por tus palabras!!

      Curiosamente, aunque hace 25 años no se conocían estas cosas, la tasa de accidentes en escalada era mucho menor que las actuales. Algunos expertos han analizado este hecho, y apuntan a que, por aquel entonces, los escaladores estaban mucho mas concienciados de las consecuencias de un fallo (el famoso "prohibido caerse") y, por lo tanto, su curva de aprendizaje era mucho más lenta y asentada. No se buscaba tanto el grado, ni la espectacularidad de las vías, ni la presiòn social por ser mejor que el resto, ni hacerse la foto para el perfil de la red social ... sino que se centraban en aprender y reforzar las técnicas fundamentales.

      Nosotros te animamos a que retomes las paredes combinando los conocimientos, materiales y técnicas que se han desarrollado en estos años, sin perder esa mentalidad que tenían los escaladores de hace 3-4 décadas.

      Un abrazo!
      Manerasdeescalar

      Eliminar
  4. La verdad que da gusto leeros, imaginando la situación dan ganas de volver a la pared a practicar y mejorar. Hace 25 años que deje la escalada y de todo lo que contais muy poquito se tenía en cuenta. Ahora retomo los entrenos con ilusion y seguridad. Enorawena por vuestra dedicación.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...