Translate

sábado, 30 de mayo de 2015

Nudo de Wagner y Nudo catalán

Hola a todos! En esta entrada vamos a hablar sobre dos nudos de encordamiento: el nudo de Wagner y el Nudo Catlán. Cuando un nudo de amarre se somete a cargas superiores a 200 kg, se empieza a apretar tanto, que casi no puede deshacerse. Y más aún cuando se le somete a cargas repetidas. Al final no nos queda más remedio que utilizar un clavo, o intentar deshacerlo con los dientes.





En la escalada deportiva, las caídas están a la orden del día, y en muchas se supera esta carga. Es cierto que las cuerdas de menor diámetro y más blandas son mucho más propensas a estrangularse en exceso, pero a todas les pasa. Por eso, algunos escaladores buscan una solución; es decir, nudos alternativos que se aprieten menos en las caídas.

Nudo de Wagner
El nudo de Wagner es uno de los nudos más extendidos en el mundo de la escalada deportiva para este fin. Sin embargo, aunque sí funciona mejor que el ocho doble, no resulta totalmente satisfactorio. Con caídas repetidas sigue apretándose demasiado. Las pruebas de laboratorio han demostrado que la resitencia a las tracciones longitudinales de este nudo son ligeramente superiores al nudo de ocho doble. En las imágenes de abajo mostramos el nudo de Wagner correctamente enhebrado y el aspecto final. 


Nudo de Wagner
Nudo de Wagner

Sin embargo, presenta una serie de inconvenientes por los cuales nosotros no recomendamos este nudo a aquellos escaladores que se estén inciando en el mundo de la escalada, o con poca experiencia en cabuyería. El nudo de Wagner puede resultar peligroso con escaladores inexpertos o cuando el escalador esta cansado, porque puede cometer un error al confeccionarlo, introduciendo el cabo final en el mismo lado, en lugar del lado opuesto, con lo que estaríamos en peligro mortal. 


PELIGRO MORTAL! Nudo de Wagner mal confeccionado
PELIGRO MORTAL! carga anular sobre Wagner.

Además, como comentamos en el post de nudos, el Wagner tiene muy poca resistencia frente a cargas anulares (se desace a partir de 4 KN), por lo que si un escalador deja el bucle del nudo demasiado grande y, por error, lo chapa a una exprés, al caerse se podría deshacer (ver imagen superior derecha)



Nudo Catalán

Nudo Catalán
Este nudo es otra variante del ocho doble en la que, sencillamente, se da una vuelta más a los arcos de encordamiento, antes de "coser" el ochoEl nudo catalán tiene menos tendencia a apretarse, puesto que las dos vueltas actúan como "absorbedoras de impacto". 



Este nudo tiene una serie de ventajas, como que se aprieta menos que el ocho doble o el Wagner. Además su confección es más sencilla que el Wagner; de hecho es igual que la del ocho doble, por lo que en cierto modo se reduce el factor "cansancio" o "falta de experiencia" ya que será más fácil de revisar. 


Este nudo es capaz de absorber hasta 100 Kg de carga durante una caída (el doble que el ocho), por lo que puede ser usado en vías clásicas en las que escalemos con cuerda simple .  La parte negativa de este nudo es que castiga en exceso el arnés, produciendo un desgaste prematuro. No se debe usar con cuerdas dobles, porque ocupa demasiado espacio en los arcos de encordamiento, y podría dar lugar a cargas mal orientadas, o causar confusión (imaginad: dos cuerdas, el cabo de anclaje, cestas, cordinos...)

El nudo de nueve
Nudo de nueve
Una alternativa a los dos nudos anteriores es el nudo de nueve. El nudo de nueve es uno de los nudos que menos se aprietan tras ser sometidos a cargas elevadas repetidas, debido a su geometría. Además es el nudo de amarre más resistente. Sin embargo su confección es más complicada y es difícil de revisar y peinar. Además abulta mucho y puede llegar a estorbar al escalador. Por ello en la práctica nunca se utiliza como nudo de encordamiento, ni se recomienda, y se relega para tareas más complejas, como rescates, hizado de cargas, etc.

Nunca ...
Medida de la temperatura dentro del nudo de ocho
cuando se le somete a carga.
Hay una "leyenda urbana" que dice es mejor dejar los nudos flojos, para que disipen más energía, de modo que se aprieten menos. Esto, a parte de que es totalmente falso, puede resultar PELIGROSO! Cuando nos encordemos tenemos que apretar bien los nudos. Los nudos flojos tienen mucha propensión a deshacerse. Además cuando un nudo flojo se azoca muy rápidamente, la fricción puede hacer que algunas fibras de la camisa se fundan, haciendo aún más difícil deshacerlo.



Como siempre, muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada!
    He llegado a ella buscando información sobre el Wagner, y he aprendido mucho más.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chuss

      Nos alegra que te haya gustado y muchas gracias por el comentario.

      Un saludo

      Manerasdeescalar

      Eliminar
  2. Gracias por la informacion siempre se aprende algo

    LO GALL

    ResponderEliminar
  3. Me parece que la carga anular en el nudo de ocho por chicote produce un efecto similar al causado en el Wagner, aunque no dispongo de datos más allá de mi experiencia. ¿Hay pruebas de laboratorio?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel!

      Lo primero, gracias por el comentario. Nosotros te damos el dato que conocemos: el nudo de Wagner desliza, frente a tracciones anulares, con cargas de aproximadamente 4 KN; mientras que el nudo de ocho lo hace a partir de unos 8KN. Estos datos nos los dieron unos profesores de la Escuela Madrileña de Alta Montaña, pero no hemos encontrado las pruebas de donde los sacaron. Intentaremos pedirles directamente a ellos la referencia.

      El comportamiento del nudo de Wagner frente a carga anulares no es exactamente el mismo que el del nudo de ocho. Si te das cuenta, las cargas anulares lo que hacen es "dar la vuelta" al nudo sobre sí mismo, como si fuera un calcetín. Y el problema del nudo de Wagner es que el cabo que retorna hacia dentro, en lugar de impedir este retorcimiento, lo favorece, ya que sirve de punto de apoyo para la rotación del nudo. Por este motivo, desliza frente a cargas mucho menores. De hecho, hace unos años, hubo un accidente durante un rápel en el cuál los escaladores habían empalmado dos cuerdas en paralelo mediante un nudo de Wagner. En cuanto cargaron la cuerda, el nudo se deshizo.

      Y, si quieres, para terminar de convencerte, haz un pequeño experimento:
      coge dos cuerdas o cordinos, y empálmalos en paralelo (con las dos puntas apuntando en la misma dirección) mediante un nudo de gaza. Después tira de las cuerdas (este tirón sería similar a una carga anular) y mira lo que pasa con el nudo. Éste tiende a darse la vuelta sobre sí mismo. Luego repite la operación con un nudo de ocho doble. Haz lo mismo de nuevo metiendo uno de los cabos terminales del ocho hacia dentro, como haríamos con un nudo Wagner. Y por último haz lo mismo metiendo los dos cabos terminales hacia dentro como un nudo Wagner. ¿Qué vas a ver? Que cuando metes un cabo hacia dentro, si haces mucha fuerza, el nudo se deshace. Y cuando metes los dos cabos hacia dentro, con un simple tirón, se deshace.

      Esperamos haberte ayudado!

      Un abrazo
      manerasdeescalar

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...