Translate

miércoles, 17 de febrero de 2016

Mosquetón con mosquetón: ¡hostión!



Hola a todos! En el post de hoy vamos a hablar de cómo deberían extenderse los seguros en escalada deportiva, cuando los seguros alejan, o cuando queremos reducir el roce de la cuerda. Hablaremos de los métodos habituales y, sobre todo, vamos a centrarnos en cómo NO debe hacerse. Os animamos a que le echéis un vistazo!


Hace unos fines de semana estuvimos escalando en Valdecabras (Cuenca), en una pared en la que abundaban vías de séptimo y octavo grado. Es decir, una zona donde se supone que sólo va gente con bastante experiencia. Y, nada más llegar, nos llamaron la atención dos cosas: la primera, la cantidad de escaladores que había en la pared. En muchos casos no había más de dos o tres metros de separación entre escaladores. ¿Qué pasa si un escalador cae sobre otro? La segunda cosa que nos chocó fue ver a tres cordadas que estaban extendiendo los anclajes del siguiente modo:

Seguro extendido mediante la unión de varias
cintas exprés: PELIGRO!

Es más, vimos un par de caídas sobre estas cadenetas. Entonces nos vino a la cabeza una frase que nos dijo hace años un guía de escalada, cuando empezamos en todo esto, "mosquetón con mosquetón: ¡hostión!". Una frase poco ortodoxa, pero clara y concisa.


La escaladora Hazel Findlay usando
una cadena de cintas exprés. Mejor no hacerlo ...
Fuente: Black Diamond

¿Qué problema hay con este montaje? Pues tiene el problema de que no es un montaje seguro. Existe un cierto riesgo de que las dos cintas se separen, o que uno de los mosquetones se parta. Además, existen otros montajes mucho más seguros y que, además, no son más complejos ni suponen más esfuerzo; por lo que su utilización no está en absoluto justificada.

1. ¿Para qué se utilizan estas cadenas?

Los escaladores utilizan estas cadenetas de cintas exprés con tres objetivos fundamentales
  • El primero, y más habitual, es la reducción de la distancia entre dos seguros consecutivos, es decir, reducir los alejes. Obviamente esto sólo tiene sentido cuando el primero sube con las cintas ya colocadas.
  • Facilitar el chapado desde un agarre más cómodo, desde el que no sería posible alcanzar el seguro. De nuevo, sólo servirá a un primero que sube con las cintas ya colocadas.
  • Reducción del roce de la cuerda. Al extender el seguro se disminuye el zig-zag y, por tanto, la fricción. De todos modos, rara vez veréis a un escalador deportivo extendiendo un anclaje para reducir el rozamiento, salvo que pase de una pared a un techo.

2. ¿Qué problemas de seguridad tienen?


La unión directa de cintas exprés, mosquetón con mosquetón, no implica un fallo seguro de la cinta; sin embargo tiene varios problemas fundamentales que las hacen potencialmente peligrosas. De hecho, se han registrado algunos accidentes relacionados con la unión de cintas exprés (ver, por ejemplo, el libro "Seguridad y Riesgo en Roca y Hielo" de Pit Schubert )

El principal problema de las cadenetas es que el movimiento de la cuerda, o una situación de falta de tensión, puede hacer que las cintas se giren y los mosquetones se acaben saliendo. Obviamente, si se desacopolan las cintas, nos quedamos sin seguro. De hecho, casi todos los accidentes relacionados con este montaje se deben a la desconexión de las cintas entre sí. Este problema es exactamente el mismo que el que tenemos cuando una cinta exprés se gira y sale del seguro. Imaginad cómo el problema se multiplica con el número de cintas exprés encadenadas. 

El segundo problema que tenemos es que con la cadeneta es difícil controlar la orientación de todos los mosquetones respecto de la pared. Es posible que los gatillos de los mosquetones acaben apoyando contra la pared y, por tanto, acaben trabajando en modo gatillo abierto (tercera parte de resistencia). Otro problema añadido es el hecho de que cuando unimos varias cadenetas es difícil tener certeza de qué dirección toma la cuerda respecto del último mosquetón.

Más cosas a tener en cuenta: durante una caída sobre una cadena de mosquetones, por pequeña que sea, se producen vibraciones  en el cierre del gatillo como consecuencia de la falta de absorción de energía y amortiguación. Estas vibraciones pueden hacer que los mosquetones lleguen a trabajar en modo gatillo abierto.


El último problema es que al caer el escalador, se produce una torsión entre mosquetones. Si os fijáis, cuando unimos dos cintas exprés, los mosquetones se colocan perpendiculares entre sí. Sin embargo, al caer el escalador, el mosquetón inferior tiende a colocarse paralelo a la pared, aplicando un torque sobre el anterior. Recordamos que los mosquetones SÓLO están pensados para soportar cargas longitudinales; nunca deben soportar palancas.

3. Alternativas seguras.

Existen dos alternativas seguras para extender los seguros (valga la redundancia). La primera es utilizar una cinta más larga (imagen de la izquierda) y, la segunda, concatenar varias cintas exprés quitando un mosquetón por cada cinta (imagen derecha). 


Desde nuestro punto de vista, la más segura de estas dos es el uso de una cinta construida con un anillo de Dyneema y dos mosquetones. El anillo puede ser de 60 cm e, incluso, 120 cm. Los mosquetones pueden ser sin seguro (tipo B). Si nos quedamos más tranquilos, o si esperamos un vuelo muy descontrolado, podemos colocar un mosquetón de seguro no-HMS en la parte inferior. Es importante que los anillos sean de Dyneema y de pequeño tamaño (6-8 mm) para que los mosquetones nunca lleguen a trabajar atravesados. 

La segunda alternativa es la unión de varias cintas exprés, de tal manera que quitemos un mosquetón por cada cinta exprés y los tramos textiles estén unidos entre sí únicamente mediante un mosquetón. Es importante que el mosquetón que quitamos sea el superior, el que va en contacto con la chapa, para que no dañe el material textil (pincha aquí para ver por qué). Esta opción, aunque es segura, lo es menos que la anterior, puesto que tiene mayor número de elementos. Además, estos elementos combinan tramos rígidos con tramos móviles. En cualquier caso, esta opción es mucho más segura que la unión directa de cintas exprés. 

4. Al reducir la distancia al seguro anterior, aumentamos la distancia al siguiente...

El hecho de alargar un seguro para reducir la distancia al anterior, aumenta la distancia al siguiente. Por eso, podréis encontrar en manuales, algunas páginas web y algunas fotografías de escaladores famosos, soluciones para llegar a una solución intermedia. Pero os advertimos que a nosotros no nos convence ninguna de ellas. Os explicamos por qué.


La primera solución consiste en colocar un anillo directamente sobre una cinta exprés (ver fotografía de la izquierda), de tal manera que cuando estemos en la parte inferior, chapemos el anillo y, cuando alcancemos el anclaje, chapar la exprés. Así reduciremos la distancia de una potencial caída. El montaje queda tal como se muestra en la foto. Esta técnica tiene dos problemas. El primero es que, en caso de caída se producirá una fricción textil-textil. No cabe pensar que sea suficientemente grande como para cortar la cinta, pero sí para desgastarlas. Otro problema, si las cinta exprés es de nylon o es ancha, es que el anillo no apoye en la vertical del mosquetón y llegue a trabajar en configuraciones triaxiales.


Sistema de doble cinta.
Otra solución propuesta es la colocación sobre un mismo anclaje de dos cintas: una larga y una corta. Al igual que antes, chaparemos los dos. Este sistema tiene un problema considerable: si se sufre una caída sobre la cinta que quede por encima, se producirá una palanca considerable con el mosquetón inferiorY, de nuevo, recordamos que los mosquetones no están diseñados para soportar este tipo de cargas.




Anillo de Dyneema con dos alturas.
Una última alternativa es hacer utilizar una anillo de cinta, al igual que antes. Pero ahora, hacemos un nudo de ocho cerca del mosquetón superior, de tal manera que hagamos dos tramos independientes de anillo (ver imagen de la izquierda). En la parte inferior colocaremos un anillo y, sobre el nudo, otro. Si queremos, este segundo mosquetón puede ser de seguro. Así tendremos dos alturas distintas. El uso de un nudo de ocho disminuirá la resistencia del anillo, aunque no lo suficiente como para suponer un problema de seguridad (pincha aquí para ver pruebas de DMM Knowledge). Eso sí, si sufrimos una caída, nos costará un montón deshacer el nudo de ocho.



Esperamos que os haya gustado el post. Estaremos encantados de que comentéis con nosotros vuestros truquillos y opiniones. Como siempre, muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!



Lecturas Recomendadas

4 comentarios:

  1. Bona recomanació ! Gràcies per la informació.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario!

      Un abrazo!
      Manerasdeescalar

      Eliminar
  2. Una duda que me surge: Supongamos que estamos en una cordada de 3 personas. Al llegar a una reunión, y triangularla debidamente, obtenemos un punto central. ¿en ese punto central debemos poner un mosquetón "madre" y unir ahí el resto de mosquetones, cestas y demás cacharros, o es más correcto colocar mosquetones independientes para cada cosa? En el primero de los supuestos sobreentiendo que necesitaríamos un mosquetón grande y de tipo carga. Pero estaríamos colocando "mosquetón con mosquetón". ¿Cual sería el montaje correcto? ¿si la opción correcta fuera usar un único mosquetón madre, podéis aconsejar algunos modelos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola didaquis!

      Lo de utilizar un mosquetón como punto central de una reunión es un asunto bastante discutido. En algunos manuales dicen que sí, en otros que no se debe ... conocemos a gente que sí lo utiliza, gente que no ... Nosotros NO somos partidarios para nada de hacerlo porque puede llevar a situaciones comprometidas, como tu dices. Preferimos anclar todos los mosquetones directamente sobre los elementos textiles (los cordinos o cuerdas con los que hagas los triángulos de fuerza).

      El hecho de utilizar un mosquetón de seguro como punto central procede de que algunos montajes, como los triángulos de fuerzas clásicos, tienen puntos centrales muy pequeños donde apenas caben dos mosquetones. Nosotros somos partidarios de utilizar montajes con puntos centrales amplios (tipo equalette3 o quad) y colocar cada sistema de seguridad directamente sobre el textil. Te recomendamos ver la serie de post de reuniones en escalada clásica; ahí hablamos de este tema en un par de sitios.

      Lo que sí estamos seguros es que, en caso de utilizar un mosquetón como punto central, NO pude ser de tipo HMS, ya que no están pensados para ese fin y podrían llegar a partirse (echa un vistazo al post de MOSQUETONES HMS, CUIDADO!) Si quieres utilizar un mosquetón como punto central tiene que ser de tipo D y alta resistencia (mínimo 30 KN en tranversal, 10-12 de transversal y otros 10-12 en gatillo abierto), como el Zodiac de DMM. Y, aún así, tampoco funciona bien el invento porque en cuanto colocas un par de mosquetones se amontonan y aplastan, y si quieres quitar uno que está en el fondo ... estás jodido.

      Una solución que funciona bastante bien (y que cuesta y pesa lo mismo que un mosquetón de alta resistencia) son las placas multianclaje (tipo Paw de petzl). Estas sí están prensadas para alojar varios mosquetones. De hecho las suelen utilizar equipos de trabajo en altura, o grupos de rescate para organizar reuniones complejas donde tienen que anclarse varias personas, polipastos, cuerdas fijas estáticas, etc.

      Un abrazo!
      manerasdeescalar

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...