Translate

viernes, 18 de marzo de 2016

Mosquetones con gatillo de alambre antienganche


Fuente: DMM web page
Hola a todos! Como ya hemos comentado en alguna ocasión, los mosquetones con gatillo de alambre presentan una relación resistencia-peso mucho mayor que sus hermanos de gatillo macizo. Además, su tendencia a abrirse con las vibraciones es mucho menor. Vamos, los mosquetones perfectos ... salvo porque en la mayoría de los casos, el sistema de cierre del gatillo al mosquetón presenta una muesca que puede llegar a engancharse (en las chapas, en las cintas, etc) y dar lugar a una situación de verdadero riesgo.




Antes de empezar, queremos comentar un asunto. Como ya os habréis dado cuenta tenemos nuestro propio dominio www.manerasdeescalar.com y www.manerasdeescalar.es. Por esta razón, de momento tenemos algún problema con los gadgets que se utilizaban antes. Estamos ajustándolos y mejorando el blog con nuevas tecnologías. 

Y después del rollo formal, pasemos a lo que nos interesa. Muchísimas gracias de nuevo al comentario de Angel Vegeta en el post de Cintas Exprés. ¿En qué fijarnos? (I) que nos respondía a la pregunta de porqué no se fabricaban más los mosquetones con gatillo de alambre en vez de gatillo metálico. Os recordamos lo que nos comentaba






Eso es: el motivo por el cuál los mosquetones de alambre no han copado el mercado es porque, de momento, no existe un sistema de cierre barato, confiable y libre de enganchones. Para entender mejor qué significa esto, en primer lugar vamos a ver cómo funcionan los sistemas de cierre de los gatillos.


El cierre del gatillo y el sistema Keylock


Sistema tradicional de
cierre de mosquetones

Tradicionalmente la unión del extremo final del gatillo al cuerpo del mosquetón se llevaba a cabo mediante un sistema tipo gancho. No sólo se usaba en los mosquetones de alambre, sino también en los de gatillo macizo. El cierre tipo gancho es bastante fuerte, fácil de fabricar y, por tanto, hace los mosquetones más económicos. 

Este sistema de cierre, sin embargo,  tiene un inconveniente: el gancho en la "nariz" del mosquetón puede engancharse en chapas, en los alambres de los empotradores, en cintas muy estrechas, etc.



Por eso, hace unos años, los fabricantes empezaron a utilizar el sistema Keylock para sus mosquetones de gatillo macizo. El sistema Keylock juega con la geometría de la nariz y la del hueco del gatillo, creando una especie de sistema llave-cerradura. Esto permite que la unión entre el cuerpo del mosquetón y el gatillo se lleve a cabo sin ningún tipo de muesca que pueda llegar a atascarse (ver la imagen anterior).

¿Qué problema hay con estos mosquetones atascados?

El problema de estas muescas, como dice Ángel en su comentario, es que el mosquetón puede llegar a quedarse atascado en una chapa, o en un cable de un empotrador o, incluso, en una cinta. Y una caída sobre un mosquetón atascado puede ser fatal.

Varios fabricantes han estudiado este problema. Aunque los mosquetones son elementos de alta resistencia, en algunas ocasiones se parten bajo cargas ridículas. Y ésta es una de esas situaciones. El fabricante Black Diamond (pincha aquí para ver el enlace) indica que los mosquetones enganchados sobre su nariz pueden llegar a partirse con cargas de tan sólo 2 KN!!! Cualquier caída genera más fuerza que esos 2 kN.  Por otro lado, el fabricante DMM en otro estudio (pincha aquí para ver el enlace), vio cómo sus mosquetones partían bajo cargas de entre 3 y 4 KN cuando trabajaban en esta configuración.

¿Por qué cargas tan bajas? Porque cuando se solicita el mosquetón en esta configuración se dan simultáneamente dos situaciones enemigas de los mosquetones: la primera, es la de trabajar en configuración de gatillo abierto; la segunda es una carga alejada del brazo rígido del mosquetón (lo que solemos llamar carga triaxial). El resultado es que los mosquetones se parten bajo cargas mínimas.

¿Y qué pasa con los mosquetones de alambre?

El sistema Keylock ha ido desplazando  poco a poco a los sistemas de tipo gancho en el caso de mosquetones de gatillo macizo. Además, el precio no ha incrementado considerablemente. Sin embargo, en el caso de los mosquetones con gatillo de alambre, la situación no ha sido la misma.

Alpha Trad de DMM
Con la pregunta sobre qué habían pensado y hecho las marcas para solucionar este problema con los gatillos de alambre, hemos encontrado este video de DMM, donde explican porqué y cómo funciona el sistema sin muesca para el gatillo de alambre. Además de "esconder" la muesca para que la chapa no se pueda alojar en ella y hacer que el mosquetón trabaje en transversal (8-10 kN), los mosquetones Shadow, Alpha Pro, Alpha Trad, Alpha light tienen una forma especial que redirige el mosquetón de la chapa para que éste trabaje en desde su eje mayor y más resistente. 


Ange L  de Petzl
Oz de Black Diamond



















Otras marcas como Petzl, eliminan el problema con otro modelo de gatillo compuesto por una sola varilla que se incrusta en el cuerpo del mosquetón. Modelos como Ange L, se basan en este mecanismo con buenos resultados y cómodo chapaje. Por otro lado tenemos el mosquetón Oz de Black Diamond que tiene una ingenioso gatillo para adaptarse al mosquetón sin necesidad de la muesca.


¿Debemos desechar los mosquetones sin sistema Keylock?

La respuesta es NO. La escalada es el arte de saber qué material utilizar en cada momento. Basta con saber en qué situaciones debemos evitar este tipo de mosquetones para que no tengamos ningún problema. Estas muescas o ganchos en la nariz de los mosquetones suelen tener 2 o 3 mm de diámetro, por lo que podrán causar problemas con otros materiales que tengan dimensiones similares. Una cuerda que mida 8-10 mm no se quedará enganchada. Tampoco un anclaje químico, que tiene un diámetro de 5-7 mm, se quedará enganchado en la muesca.


Fuente: http://theuiaa.org/
Por el contrario sí podrá engancharse en cables de empotradores, o en las chapas, o en la cabeza de un tornillo de hielo, en cordinos muy finos ... En estos casos es donde debemos tener precaución al usarlos, comprobando que han quedado correctamente colocados. Aún así, no es tan fácil que se llegue a engancharse; o que si se engancha no lo veamos y corrijamos. Para que se quede enganchado, hemos tenido que colocar el mosquetón muy al límite, o con poca atención. Esto, como dice Ángel Vegeta, sucede cuando vas probando una vía a muerte. En cualquier caso, es nuestro deber tenerlos identificados y evitar su uso en estas situaciones. 

Como siempre, muchas gracias por llegar hasta el final y ¡hasta la próxima!

4 comentarios:

  1. Bona feina! gràcies per la informació.

    ResponderEliminar
  2. Un articulo muy didactico.
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Uso mucho la combinacion de los dos mosquetones, keylock a la chapa y de alambre a a cuerda.Para mi es la combinacion mas equilibrada.
    JBM

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...